Fármacos en salud mental

Fármacos en salud mental

Medicamentos comunes para los trastornos psiquiátricos

Muchas enfermedades psiquiátricas se tratan comúnmente con medicamentos. A continuación detallamos un pequeño resumen.

Trastorno obsesivo compulsivo

  • Inhibidor selectivo de la recapacitación de serotinina (ISRS): fluoxetinea (Prozac), fluvoxaminea (Luvox), citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), paroxetine (Paxil), sertraline (Zoloft)
  • Agentes antipsicóticos atípicos: risperidonea (Risperdal), aripiprazolea (Abilify), olanzapine (Zyprexa), quetiapine (Seroquel), ziprasidone (Geodon)
    Valproic acida (Depakene, Depakote)

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

  • Estimulantes: methilfenidatea (Ritalina, Ritalina LA, Methylin, Focalin, Focalin XR, Concerta, Metadate CD, Daytrana), dextroanfetamina (Dexedrine), lisdexamfetamina (Vyvanse), sales de anfetamina mezcladas (Adderall, Adderall XR)
  • Antagonistas de alfa 2: clonidinea (Catapres, Kapvay), guanfacina (Tenex, Intuniv),
    Atomoxetinea (Strattera)
  • Agentes antipsicóticos atípicos: risperidonea (Risperdal), aripiprazolea (Abilify), olanzapinea (Zyprexa), quetiapine (Seroquel), ziprasidone (Geodon)

Trastorno explosivo intermitente (agresión, irritabilidad, autolesión)

  • Agentes antipsicóticos atípicos: risperidonea (Risperdal), aripiprazolea (Abilify), olanzapine (Zyprexa), quetiapine (Seroquel), ziprasidone (Geodon)
  • Agonistas de alfa 2: clonidinea (Catapres, Kapvay), guanfacine (Tenex, Intuniv)
  • Estabilizadores de humor y antiespasmódicos: valproic ácida (Depakene, Depakote), levetiracetam (Keppra), topiramate (Topamax)
  • ISRS: fluoxetinea (Prozac), fluvoxaminea (Luvox), citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), paroxetine (Paxil), sertraline (Zoloft)
  • Betabloqueadores: propranolol (Inderal), nadolol (Corgard), metoprolol (Lopressor), pindolol (Visken)

Trastornos del sueño

  • Agonistas de melatonina: melatonina ramelteon (Rozerem)
  • Antihistamínicos: diphenhydramine (Benadryl), hydroxyzine (Atarax, Vistaril)
  • Agonistas de alfa 2: clonidine (Catapres, Kapvay), guanfacine (Tenex, Intuniv)
  • Antidepresivos atípicos: mirtazapine (Remeron), trazodone (Desyrel)

Ansiedad

  • ISRS: fluoxetinea (Prozac), fluvoxaminea (Luvox), citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), paroxetine (Paxil), sertraline (Zoloft), Buspirone (Buspar), Mirtazapine (Remeron), duloxetine (Cymbalta)

Depresión

  • ISRS: fluoxetinea (Prozac), fluvoxaminea (Luvox), citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), paroxetine (Paxil), sertraline (Zoloft)
  • Antidepresivos atípicos: bupropion (Wellbutrin), mirtazapine (Remeron)psicólogos valencia fármacos antidepresivos

Trastorno bipolar

  • Estabilizadores de humor y antiespasmódicos: lamotrigine (Lamictal), valproic acid (Depakene, Depakote, Depakote), gabapentin (Neurontin)
  • Agentes antipsicóticos atípicos: litio, risperidone (Risperdal), aripiprazole (Abilify), olanzapine (Zyprexa), quetiapine (Seroquel)
Estrés

Estrés

¿Qué es el estrés?

El estrés puede entenderse como una sobrecarga para el individuo. Esta sobrecarga depende tanto de las demandas de la situación, como de los recursos con los que cuenta el individuo a para afrontar dicha situación. Cuánto mayores sean las demandas de la situación y cuánto menores sean los recursos del individuo, la sobrecarga será mayor.

El estrés puede ser positivo o negativo. Es positivo cuando el individuo interpreta que las consecuencias de la situación serán favorables para sus intereses. Por el contrario, si percibe que dichas consecuencias serán desagradables o perjudiciales, el estrés será negativo. En ambos casos el estrés produce cansancio, activación fisiológica, etc.; sin embargo, el estrés positivo genera emociones positivas o agradables, mientras que el estrés negativo produce emociones negativas o desagradables.

El estrés se ha entendido como estímulo, como una serie de situaciones altamente relevantes y con una fuerte demanda de recursos para el individuo, como por ejemplo:

  • catástrofes naturales,

  • separación o divorcio,

  • pérdida de un ser querido,

  • ruina económica,

  • matrimonio,

  • nacimiento de un hijo, etc.

También el estrés ha sido entendido como respuesta. Por ejemplo, como los cambios biológicos asociados a las situaciones estresantes. Estos cambios biológicos siguen:

  • una primera fase de preparación (se inicia la activación),

  • una segunda fase de mantenimiento (la alta activación fisiológica es necesaria para afrontar las demandas de la situación y no puede disminuir),

  •  y, por último, la fase de agotamiento (en la cual ya no se mantiene el nivel de alta activación fisiológica, que cae bruscamente).

Estas tres fases componen el Síndrome General de Adaptación, que estudió Selye.

Hoy en día el estrés se interpreta como un proceso interactivo, en el cual están en juego las demandas de la situación y los recursos del individuo para afrontar la situación. Las demandas de la situación dependen de la valoración subjetiva que el individuo realiza sobre cómo dicha situación afectará a sus intereses. Por lo tanto, una misma situación puede ser mucho más estresante para un individuo que para otro. A su vez, los recursos de afrontamiento son valorados también por el propio individuo, que puede juzgarlos inadecuados, aunque realmente no lo sean. Este sesgo en la valoración de los recursos propios originará también una mayor reacción de estrés, una mayor sobrecarga, y un peor aprovechamiento de los recursos propios.

Fármacos en salud mental

Qué Causa la Acidez Estomacal

El reflujo ácido es un problema de salud extremadamente común, que afecta al 50 por ciento de la población en Estados Unidos. Otros términos usados para esta condición son la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD por sus siglas en inglés) o la enfermedad de úlcera péptica.

La característica del síntoma del reflujo ácido es el “ardor de estómago”, una sensación de ardor detrás del esternón que a veces viaja a la garganta. En algunos casos, el dolor puede ser lo suficientemente severo como para ser confundido como un ataque al corazón.

acidezestomacal

Convencionalmente, se considera que el reflujo ácido es causado por cantidades excesivas de ácido en el estómago, por eso es que normalmente se recomiendan o recetan medicamentos que bloquean el ácido Este es un concepto medico seriamente erróneo que afecta gravemente a cientos de millones de personas, ya que el problema normalmente ocurre por tener muy poco ácido en el estómago.

¿Qué Causa la Acidez Estomacal?

Después de que la comida pasa por el esófago hacia el estómago, la válvula muscular llamada esfínter esofágico inferior (LES por sus siglas en inglés) se cierra, previniendo que la comida o el ácido regrese hacia arriba.218

El reflujo ácido ocurre cuando el esfínter esofágico inferior (LES) se relaja inapropiadamente, permitiendo que el ácido del estómago fluya (reflujo) hacia atrás y adentro del esófago. Sin embargo, es importante entender que el reflujo ácido no es una enfermedad causada por la producción excesiva de ácido en el estómago, sino un síntoma comúnmente relacionado con:

  • Hernia hiatal
  • Infección por Helicobacter pylori (H. pylori) (se cree que la bacteria H. pylori afecta a más de la mitad de la población del mundo, y ha sido identificada como un carcinógeno del Grupo 1 por la Organización Mundial de la Salud.

Aunque, estas dos condiciones no están relacionadas, muchas personas que tienen la hernia hiatal también tienen la infección H. Pylori, lo cual causa una leve inflamación crónica en el revestimiento del estómago que puede resultar en una úlcera entre otros síntomas relacionados. Si una persona tiene la hernia hiatal, es posible que la terapia física en esa área se útil y muchos quiroprácticos están capacitados en ese ajuste.

¿Está Sufriendo Efectos Secundarios por los Medicamentos?

Además de estas condiciones subyacentes, por favor entienda que ciertos medicamentos recetados o de venta libre pueden también causar acidez estomacal. Comúnmente los causantes son los medicamentos para la ansiedad, antidepresivos, antibióticos, medicamentos para la presión arterial, nitroglicerina, medicamentos para la osteoporosis y analgésicos.
Si la acidez estomacal es causada por medicamentos que está ingiriendo, debe por supuesto, abordar el momento en que lo toma y como lo toma. Es importante no cometer el error de simplemente tomar otro medicamento para contrarrestar los efectos secundarios. El sitio WebMed ofrece una serie de consejos útiles para tratar el ardor estomacal causado por medicamentos, los cuales son:

• Evite tomar más de la dosis recomendada o recetada
• Es mejor tomar ciertos medicamentos con el estómago vacío, mientras que otros son menos probables a causar acidez estomacal si se toman después de comer. Consulte la etiqueta de instrucciones o pregunte a su doctor o farmacéutico para que lo asesore sobre cuando y como debe tomar su medicamento
• Pídale a su doctor o farmacéutico revisar TODOS los medicamentos y suplementos que esté tomando, para saber si uno o más causan acidez estomacal
• Cambiar la dosis o cambiar a otra medicación puede ser aconsejable para calmar la acidez estomacal. Algunos medicamentos pueden estar disponibles en crema en lugar de pastillas, lo cual disminuye el riesgo de causar acidez estomacal
• Evite acostarse inmediatamente después de tomar sus medicamentos
• Tome té de jengibre

Por Qué los Medicamentos para la Acidez Estomacal Pueden Causar Más Mal que Bien

Uno de los medicamentos comúnmente recetados para la acidez estomacal y el reflujo ácido son los inhibidores de la bomba de protones, (PPIs por sus siglas en inglés), los cuales son muy efectivos para bloquear la producción de ácido en su estómago.

Aunque estos pudieran ser el remedio apropiado, considerando el hecho que el ácido estomacal está subiendo hacia el esófago, en la mayoría de los casos son el peor método, ya que la mayor parte del problema está típicamente relacionado a que el estómago está produciendo muy poco ácido estomacal.

Existen más de 16,000 artículos de literatura médica que muestran que la supresión del ácido estomacal no trata el problema, solo trata los síntomas temporalmente.

Fármacos en salud mental

Ayuda a tu pareja ante la Impotencia Sexual

Cómo ayudar a tu pareja ante la impotencia sexual

A menudo los problemas de erección en el hombre son considerados como un tema que le compete a él de forma exclusiva. Pero nada más lejos de la realidad.

Los problemas de impotencia sexual afecta también a la mujer porque compromete la sexualidad y a las relaciones de la pareja.

Por lo tanto, la pareja debe tomar una actitud activa. ¿Cómo?

1. Habla con él abiertamente, pero sin dramatizar. Intenta que te exprese sus sentimientos.
2. Hazle ver que el problema es de los dos y que juntos lo podéis solucionar.
3. Busca información suficiente para hacerle ver que no es un “bicho raro” y que la disfunción es un trastorno bastante frecuente.
4. Aconséjele que visite al médico y, por supuesto, acompáñalo. Los tratamientos necesitarán de tu colaboración.
5. Se paciente. Si el tratamiento no funciona bien la primera vez, no significa que no vaya a funcionar. Anímate para que puedas animarle a él.

Mujer-Ante-Disfuncion-Erectil

Además, algunos expertos recomiendan recordar a la mujer que los recursos que dará el Especialista en Sexología no conseguirán por sí solos la erección de la pareja, puesto ninguno de ellos funciona sin estimulación sexual.
• Realiza masajes y contactos suaves en los genitales de tu compañero, que le ayuden a conseguir una estimulación suficiente.
• Prolonga e intensifica el juego sexual previo apasionado.
• Alaba su comportamiento sexual si logra la penetración, aunque sea breve, con el objetivo de aumentar su autoestima y la confianza en sí mismo.

Fármacos en salud mental

Disfunción sexual post-ISRS

Disfunción sexual post-ISRS

La disfunción sexual post-ISRS es una disfunción sexual causada por el uso de "inhibidores selectivos de la recaptura de la serotonina" ISRS.

Es una disfunción sexual de tipo iatrogénica, causado directamente por el uso previo de algún ISRS. Si bien su ocurrencia es poco frecuente, una vez presente puede durar por meses, años, o incluso indefinidamente después de terminado el uso de los ISRS.

Síntomas de la DISFUNCIÓN SEXUAL POST-ISRS

impotencia--300x395Uno o más de los siguientes síntomas persisten o comienzan después de la discontinuación de ISRS.

  • anestesia genital.
  • Libido disminuida o ausente.
  • Impotencia o lubricación vaginal reducida.
  • La dificultad para iniciar o mantener una erección o de exitarse.
  • Síndrome de excitación sexual persistente a pesar de la ausencia de deseo.
  • Orgasmo silenciado, retrasado o ausente anorgasmia.
  • Placer reducido o ausente durante el orgasmo (anhedonia eyaculatoria).
  • eyaculación prematura
  • Sensibilidad de la vagina, clítoris o pene debilitada.
  • Respuesta a los estímulos sexuales disminuida o ausente.
  • Volumen reducido del semen.

Frecuencia DE LA DISFUNCIÓN SEXUAL POST-ISRS

Es bien sabido que los ISRS pueden causar varios tipos de disfunción sexual. Estudios iniciales encontraron que tales efectos secundarios ocurren en menos del 10% de pacientes, pero esos estudios se basaban en informes espontáneos de los pacientes, por lo que la frecuencia de tales problemas fue subestimada.

En estudios más recientes, los doctores han preguntado específicamente por dificultades sexuales que emergieron con el tratamiento, y encontraron que están presentes en hasta 60% de los pacientes.

Sin embargo, mientras que la disfunción sexual es obviamente muy común mientras el paciente toma ISRS, el problema de la disfunción persistente después de la discontinuación del tratamiento de ISRS no parece ser tan frecuente, o al menos no tan bien investigada o comprendida.

El inicio de problemas sexuales ocurre a menudo durante, y a veces después, del uso extendido de ISRS pero ha habido informes de un inicio bastante rápido.

impotencia-varon

En un estudio en el cual cambiaron a los pacientes con la disfunción sexual inducida por ISRS a amineptine, un antidepresivo dopaminérgico, el 55% todavía sufría por lo menos un cierto tipo de disfunción sexual después de seis meses en compareción con el 4% en el grupo de control tratado con el amineptine únicamente.

Debe considerarse que los efectos secundarios persistentes son divulgados raramente por ensayos clínicos porque éstos se terminan normalmente durante o antes de la terminación del tratamiento, lo que puede causar un error grave en la estimación de la frecuencia en que ocurre el síndrome.

Causas DE LA DISFUNCIÓN SEXUAL POST-ISRS

En la actualidad se desconoce qué causa la disfunción sexual post-ISRS. Al tener desconocimiento sobre los efectos a largo plazo de un tratamiento de ISRS, la mayoría de los médicos automáticamente los atribuyen a causas psicológicas.

Entre los efectos secundarios sexuales más frecuentes de los ISRS sobre la sexualidad masculina destacan la impotencia y la eyaculación retardada.

Aun así, la fluoxetina (Prozac), el ISRS prototípico, está clasificado como una toxina reproductiva por el Centro para la Evaluación de Riesgos a la Reproducción Humana, un panel de expertos de el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental, parte de la organización National Institutes of Health.

La Impotencia o Disfunción Eréctil

La impotencia sexual masculina o disfunción eréctil es la incapacidad persistente para conseguir o mantener una erección que permita una relación sexual satisfactoria. Debe diferenciarse de otros problemas de la esfera sexual como son la falta de deseo, las alteraciones de la eyaculación (eyaculación prematura, eyaculación retrasada, ausencia de eyaculación) o los trastornos del orgasmo. La impotencia o disfunción eréctil es una enfermedad muy frecuente que puede afectar las relaciones de quien la padece con su pareja, con la familia, así como con el entorno laboral y social. Existen una serie de factores de riesgo que pueden favorecer la impotencia o disfunción eréctil: diabetes, hipertensión arterial, consumo de tabaco y alcohol, niveles altos de colesterol, toma de determinados fármacos y depresión.

La impotencia o disfunción eréctil puede ser causada por:

Causas psicológicas: el pene no tiene ninguna alteración física, pero problemas psicológicos como la ansiedad (provocada con frecuencia por el miedo a no conseguir una erección o a defraudar a la mujer), la depresión, los problemas con la pareja e incluso el estrés pueden afectar al acto sexual. También la preocupación excesiva por los problemas laborales, sociales o familiares implican que no se dedique la atención necesaria al acto sexual. La fatiga, la inapetencia, la falta de ejercicio, el insomnio o un fracaso laboral también desequilibran los reflejos sexuales.

Causas vasculares: son muy habituales. El pene no puede acumular la sangre necesaria para que se dé una erección, generalmente porque no llega en suficiente cantidad. Fumar, sufrir hipertensión arterial, diabetes, algunas enfermedades cardíacas y variaciones en los niveles de colesterol en sangre pueden provocar trastornos vasculares que dificulten la erección.

Causas neurológicas: en estos casos se produce una interrupción en la transferencia de mensajes del cerebro al pene porque existe una lesión en los nervios implicados. Esto ocurre con las lesiones de la médula espinal, la esclerosis múltiple o las intervenciones quirúrgicas en la pelvis.

Causas hormonales: son poco frecuentes. Generalmente se deben a una falta de hormonas sexuales masculinas.

Causas farmacológicas: existen varios medicamentos que tienen como efecto secundario disminuir la capacidad de tener una erección. Entre ellos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, las enfermedades cardíacas y los trastornos psiquiátricos.

Abrir chat