La Terapia Sexual

La Terapia Sexual

A grandes rasgos, la terapia sexual fue y sigue siendo el diagnóstico y tratamiento de las disrupciones en cualquiera las cuatro fases de la respuesta sexual humana, y/o el dolor durante las relaciones sexuales. Las disfunciones, pese a ocurrir independientemente unas de otras, en general tienden a aparecer asociadas.

Misofilia. Tratamiento por Sexologos Valencia

Helen Singer Kaplan, ha desarrollado una síntesis que incluye los enfoques de todas las corrientes psicológicas.

“Se trataría de aprovechar cualquier técnica en beneficio de la resolución satisfactoria de las disfunciones sexuales.”

En Terapia Sexual aún hoy se emplean los ejercicios elaborados por Masters y Johnson como el "método de la pinza", (para la eyaculación precoz), como poderoso auxiliar para recuperar la confianza en la erección, así corno un auxiliar interesante en el restablecimiento de la comunicación sexual entre la pareja, y el tratamiento del vaginismo. Pero también se usan las técnicas gestálticas de Hartman y Fithian para la resolución de problemas que suponen una baja autoestima física y sexual, como "el espejo" o la "vagina quieta o tranquila". Las técnicas de Moreno "psicodrama" o "role playing" son adecuadas para hacer vivir al otro miembro de la pareja la emoción que se está expresando.

La propia Dra. Kaplan lo expresa así "Hemos intentado elaborar un tratamiento (más) flexible, presidido por el principio de emplear procedimientos que no se hallen organizados de una manera rutinaria, sino que se utilizan al servicio de una estrategia terapéutica racional".

Durante años, los sexólogos hemos venido ensayando con éxito las enseñanzas de la Dra. Kaplan, y hemos podido constatar que en la mayoría de los casos, las técnicas de Masters y Johnson se quedan cortas y es preciso emplear otro tipo de análisis complementarios.

Las "tareas" a realizar en casa son muy útiles no solo por la mejora conductual que supone, sino también por el sentimiento positivo que a los clientes les produce el estar participando activamente en su curación, además de ser un vehículo de comunicación.

Nuestra cultura, a diferencia de la Americana, es una cultura de sexo mudo, y la mayoría de las parejas sexuales no saben cómo comunicarse aunque lo deseen. En este sentido, el hecho de tener que hacer una sesión de placereado y luego contársela a el/los terapeutas, desarrolla comportamientos lingüísticos expresivos y potencia la desaparición de resistencias que a veces no son falta de afecto o de deseo, sino una mera incapacidad expresiva. Ciertos contenidos en los roles sexuales, también pueden expresarse en las sesiones de "tarea para casa" y constituyen un material de análisis muy rico, que sirve para ir restableciendo las bases emocionales necesarias para que el acto sexual se viva plenamente, como una relación placentera y "egoísta" y vayan desapareciendo las barreras que la cultura impone a los miembros de las parejas humanas y les impide vivir su sexualidad como un gozo, no como un deber hacia el otro, o como una obligación reproductora.

Más información...

[wd_contact_form id="3"]

La Terapia Sexual

Respuesta Sexual Humana

Respuesta Sexual Humana por Masters y Johnson.

Las fases del Ciclo de Respuesta Sexual Humana descritas por Masters & Johnson, Kaplan y Levine son las siguientes:

1. Fase de deseo,
2. Fase de excitación,
3. Fase de meseta,
4. Fase de orgasmo y
5. Fase de resolución.

Describiremos sucintamente cada una de ellas, comenzando por la fase de deseo.

Fase de deseo

En la fase de deseo sexual se distingue el impulso sexual (o drive en la literatura americana), sensación física de estar sexualmente necesitado, urgencia sexual, el individuo siente deseos de estar con su pareja. Este impulso está mediado por hormonas tales como la testosterona, algunos neuropéptidos y feromonas. Podría considerarse una respuesta más bien de carácter instintivo.
Este impulso se ve afectado negativamente por la dieta, el estrés, las enfermedades tanto crónicas como agudas, y por la depresión. La percepción del impulso tiene una enorme variación individual así como de género. El impulso sexual es habitualmente más pronunciado en el hombre.
El otro componente del deseo sexual es la motivación psicológica, estando condicionado por los sentimientos internos de afecto y de amor, así como por los estímulos externos, tales como los atributos físicos del individuo, su forma de comunicarse, los olores, el lenguaje corporal, etc.William-Masters-Virginia-Johnson-Sexologos-Valencia
Se produce expectación consciente de la manifestación sexual, pero en cierta medida modulada por las normas sociales y culturales imperantes. La motivación psicológica puede verse afectada por las respuestas emocionales como tabúes, fobias. También presenta una enorme variación individual y de género.

Fase de excitación

Durante la fase de excitación se produce una gran vasodilatación del área pelviana. En la mujer, principalmente del introito vaginal, erección del clítoris, engrosamiento y crecimiento de los labios mayores y menores. Esto se traduce en una lubricación importante de la vagina y del introito vaginal.
El clítoris aumenta de volumen, se produce una erección de los pezones. Luego se produce una expansión del tercio superior de la vagina, con elevación del útero. En algunas mujeres suele producirse un rubor sexual, enrojecimiento de la cara anterior del tronco.
En el hombre, la vasocongestión del área genital lleva a la erección del pene, se produce un endurecimiento y cambio del ángulo de presentación del pene, dada por el llene sanguíneo de los cuerpos cavernosos. El aumento de tamaño del glande, está dado por el llene sanguíneo del cuerpo esponjoso. También suele producirse una erección de los pezones y rubor sexual.

Co-authors of "Human Sexual Response" Dr. Virginia Johnson (L) with Dr. William Masters (R).

Co-authors of "Human Sexual Response" Dr. Virginia Johnson (L) with Dr. William Masters (R).

Fase de meseta

En la fase de meseta se producen algunos cambios generales tanto en el hombre como en la mujer. Estos cambios consisten en la aparición de tono parasimpático mantenido y vasocongestión máxima. También se produce miotonía con aumento del tono muscular. Hay un aumento de la presión arterial (PA), de la frecuencia respiratoria (FR) y de la frecuencia cardíaca (FC).
En la mujer, aumenta el tamaño del útero, el clítoris se retrae bajo su capuchón, produciéndose su máximo crecimiento. Hay dilatación de los músculos vaginales, produciéndose la plataforma orgásmica y se produce cambio de color de los labios. Estos cambios son indicación de un orgasmo inminente.
En el hombre, los cuerpos esponjosos llegan a su máxima plétora sanguínea, produciendo aumento considerable de volumen y rigidez del pene. Se produce secreción de las glándulas de Cowper, responsables de la lubricación. Hay elevación y crecimiento testicular.

Fase de orgasmo

La fase orgásmica lleva a una serie de cambios generales en el hombre y en la mujer. El tono sexual parasimpático cambia a tono simpático. Se produce el cambio máximo de la PA, FR y FC. Comienzan las contracciones rítmicas de los músculos del piso de la pelvis. Apareciendo luego sensaciones agradables, placenteras centradas en la pelvis; pero que se irradian al resto del cuerpo. Sensación de acabamiento, con gran relajación apenas ocurrido el orgasmo.
En la mujer se producen cambios en el cuello del útero al dilatarse el orificio cervical externo (OCE) y en la dirección del eje del canal, que se desplaza hacia posterior para sumergir el OCE en el lago seminal que se localiza en el fondo del saco vaginal posterior.
Además hay contracciones rítmicas de la plataforma orgásmica: fascículos pubocoxígeos del elevador del ano, del útero y del esfínter anal externo. También se producen contracciones espasmódicas rítmicas de los músculos esqueléticos y espasmo carpopedal (músculos extensores mano y pie)
En el hombre, se produce la eyaculación, contracción del conducto deferente, de la próstata y del conducto eyaculador, con expulsión de semen. Se produce la contracción de los músculos bulbocavernosos, pubocoxígeos (piso pélvico) y del ano. También se producen contracciones espasmódicas rítmicas de los músculos esqueléticos y el espasmo carpopedal.
Para el hombre es fácil reconocer la fase orgásmica, por acompañarse de la eyaculación de semen. Sin embargo, en la mujer a veces se da la pregunta ¿cómo saber si fui orgásmica?
Se producen espasmo musculares irregulares, contracciones. Hay cambios en la expresión facial. Pueden ocurrir vocalizaciones: jadeos, gemidos, risas, llanto, maldiciones, etc. Luego de producirse un estado de relajación del ensueño sexual, el cuerpo se tensa. Puede venir un abandono de la tensión con ondas de placer localizado en la región pelviana. A veces suele ocurrir pérdida momentánea del conocimiento, con un profundo sentido de relajación, sensación de acabamiento total.

Fase de resolución

En la fase de resolución se presentan cambios generales que afectan al hombre y a la mujer. Todos los parámetros que se habían visto cambiar como PA, FR y FC vuelven a sus valores iniciales. Puede aparecer sudoración en la superficie corporal. Al mantenerse el tono parasimpático genital, permite volver a la fase de excitación con respuesta orgásmica múltiple. Si se restablece el tono parasimpático visceral, el cuerpo se hace insensible a la estimulación erotogénica, apareciendo el período refractario. En la fase de resolución todos los cambios ocurridos en los genitales vuelven a su condición inicial. En la mujer, existe una mayor predisposición a los orgasmos múltiples (tono parasimpático genital). Algunas mujeres presentan una vuelta al tono parasimpático visceral, por lo que presentaría un período refractario.
En el hombre, se produce la detumescencia de los cuerpos cavernosos, con pérdida de la erección del pene, hay un regreso de todas las estructuras genitales a su condición inicial. La detumescencia del cuerpo esponjoso produce una disminución del volumen, especialmente el correspondiente al glande.
Existe posibilidad de múltiples orgasmos, sólo si persiste el tono parasimpático genital y la vasocongestión se mantiene. Si no se produce esta persistencia sobreviene el período refractario, el que puede ser corto en la adolescencia (minutos); pero con el transcurso de los años se va alargando, llegando a horas o días.
Si no ocurre orgasmo previo, esto lleva a una vasocongestión pélvica crónica, con una resolución pasiva.
En el hombre se traduce en un cuadro conocido como "bolas azules"; gran congestión testicular, con aumento del paquete vascular intraescrotal. Esto produce una sensación dolorosa que tarda alrededor de 1 hora en resolverse.
En la mujer, este mismo fenómeno es mucho más frecuente que en el hombre y recibe el nombre de "labios azules", demorándose varias horas en resolverse.

La Terapia Sexual

La Erección.

Definición de LA ERECCIÓN por Sexólogos Valencia

La erección es un proceso normal que se puede desencadenar por varios estímulos:
- Táctil en los genitales
- Visual
- La propia imaginación o recuerdo

La estimulación es la clave en el inicio de la respuesta eréctil.
Los problemas relacionados con la erección pueden ser más frecuentes con la edad y la presencia de algunas enfermedades como el tabaquismo, diabetes, hipertensión arterial o hipercolesterolemia.

Estas enfermedades dañan los vasos sanguíneos y nervios de todo el organismo y también los del pene, haciendo que la señal nerviosa procedente del cerebro no se transmita correctamente hasta conseguir la erección o que se dañen las arterias y venas encargadas de su producción.proceso-de-ereccion

El pene está formado por 3 estructuras de forma cilíndrica:
- El cuerpo esponjoso , situado en la parte media, envolviendo la uretra y formando en su parte final, el glande.
- Los cuerpos cavernosos, que rodean al cuerpo esponjoso.
Los realmente importantes en la erección son los cuerpos cavernosos, formados por pequeñas celdas que en condiciones normales albergan muy poca cantidad de sangre, pero que en erección pueden llenarse por completo.

En resumen, el proceso para conseguir la erección es el siguiente:
1º) Se produce estimulación sexual o erótica
2º) El cerebro procesa esa información y emite una señal a través de la médula espinal hasta los nervios del pene.
3º) Esta señal hace que los vasos que llevan sangre al pene se dilaten y se incremente la cantidad de sangre que entra en los espacios de los cuerpos cavernosos que, por este motivo, aumentan considerablemente de tamaño, impidiéndose que la sangre que los ocupa pueda salir.hqdefault
4º) Esta situación hace que la sangre quede atrapada en los cuerpos cavernosos del pene, aumentando su tamaño y rigidez, consiguiéndose la erección.
5º) Con el final de la estimulación sexual o tras la eyaculación, todo el proceso se revierte, el pene se vacía de sangre y recupera su estado habitual de flaccidez.

[contact-form][contact-field label='Nombre' type='name' required='1'/][contact-field label='Correo electrónico' type='email' required='1'/][contact-field label='Comentario' type='textarea' required='1'/][/contact-form]

Sexólogo en Valencia

¿Pensando en Acudir a un sexólogo o buscando un sexólogo en Valencia?

Acudir al médico puede ser algo normal para la mayoría de las personas, pero hablar de ir a un sexólogo puede ser más complicado debido a los mitos que existen en torno a la sexualidad.

Existen distintas razones para ir al sexólogo, lo que muchas personas en ocasiones dejan pasar por miedo, o cuestiones morales, entre otras. No permitas que te suceda y conoce diez razones para ir al sexólogo.

¿Cuándo ir al sexólogo?

1. Disfunción eréctil. Ya sea total o parcial su origen puede ser relacionado con situaciones emocionales, por ejemplo, una mala relación, resentimientos o enfermedades como la diabetes e hipertensión.

Es importante acudir con un sexólogo o Especialista en Sexología y sobre todo que lo hagan ambos, ya que esta situación afecta a la pareja.

2. Eyaculación precoz. De acuerdo con la Universidad de Harvard uno de cada cinco hombres presenta problemas de eyaculación precoz, algo que en la mayoría de los casos no pueden controlar. El sexólogo es es especialista en el tratamiento de la Eyaculación Precoz.

Aunque se puede creer que el hombre disfruta estos breves y placenteros momentos y la mujer es quien sufre, eso es totalmente falso.

El hombre experimenta una gran desilusión al no poder disfrutar el momento por más tiempo. Buscar ayuda mejorará tu condición y desde luego también tu relación. El sexólogo es es especialista en el tratamiento de la Eyaculación Precoz.

3. Disminución en el deseo sexual. Este padecimiento afecta tanto a hombres como mujeres, donde no importa las caricias o acciones que haga la pareja el deseo disminuye o incluso desaparece. El sexólogo pondrá solución a vuestras dificultades más pronto de lo que te imagines.

Existen muchos motivos que pueden estar relacionados con éste, como el estrés, un autoestima baja, problemas familiares o económicos, o en ocasiones la falta de deseo puede relacionarse con la falta o pérdida de amor.

Una buena comunicación en pareja te ayuda a detectar el problema y en la mayoría de los casos encontrar una solución. Un sexólogo te ayudará en mucho menos tiempo del que te imaginas.

4. Incapacidad orgásmica. Las mujeres presentan una constante molestia debido a que el tener relaciones sexuales no les ayuda a llegar al clímax.

Incluso hay quienes afirman nunca haber experimentado un orgasmo o este solo es posible con la estimulación del clítoris y no durante la penetración. Al ponerte en manos de un sexólogo las sensaciones mejorarán y podrás disfrutar de tus relaciones sexuales.

5. Anorgasmia selectiva. Se presenta cuando no se logra tener un orgasmo con un compañero, pero sí con otro o sólo durante la masturbación. Esta condición se relaciona a componentes emocionales o en algunas ocasiones físicos. El sexólogo te ayudará a darte cuenta de qué hace que ocurra este tipo de dificultades y te enseñará a disfrutar de las relaciones sexuales.

6. Incapacidad eyaculatoria. Aunque suena difícil de creer algunos hombres también presentan problemas relacionados a la falta de eyaculación. El sexólogo es el único profesional que al estar especializado en Sexología conoce el tratamiento adecuado para esta disfunción sexual.

Los sexólogos comentan que la ansiedad o miedo por contraer alguna enfermedad o embarazar a la pareja, están asociados con dicho problema.

En ciertos casos puede presentarse la eyaculación “hacia atrás”, que comúnmente es relacionada con una diabetes mal tratada. Se presenta cuando el hombre tiene la sensación de eyacular, pero el semen va hacia la vejiga. Eyacular hacia atrás evita alcanzar el clímax.

7. Falta de información. Constantemente se relaciona al tamaño del pene como un factor importante relacionado con el placer femenino; sin embargo, asegura que no existe una relación, ya que si fuera así se debería tomar en cuenta la profundidad de la vagina.

Acudir a un sexólogo te ayuda a mantener la información correcta y aclarar todas las dudas que puedas tener en torno a tu sexualidad.

8. Dolor en la penetración vaginal. Ya sea por alguna enfermedad o un problema emocional esto se puede presentar e interferir en el placer de la relación. El sexólogo conoce esta disfunción sexual como Dispareunia y es el especialista indicado en su tratamiento.

Este padecimiento puede estar fuertemente vinculado a problemas emocionales; sin embargo, los tratamientos pueden dar una mejoría de hasta 70% en 18 meses.

9. Vida sexual después de una enfermedad. Como ya lo hemos mencionado existen distintas enfermedades que afectan la vida sexual de las personas, una de ellas es el cáncer de próstata.

Aunque el hombre enfrenta esta enfermedad, también puede tener consecuencias que afectan la vida sexual de su pareja.

Acudir a un sexólogo te ayuda a conocer del tema y los tratamientos o métodos para no permitir que después de enfrentar una dura enfermedad como el cáncer, tu salud sexual y la de tu pareja se vean afectadas.

10. Replantea tu relación. Muchas personas acuden al sexólogo para replantear su relación.

Los sexólogos cubren tres principales campos:

  1. Educación, ayuda a informar y resolver dudas de los pacientes;
  2. Consejería: Ofrece alternativas para mejorar la intimidad en pareja;
  3. Terapia: Esta última tiene la finalidad de curar o reasignar alternativas eróticas que ayuden a la pareja a mejorar su vida sexual.

Aunque existen muchas razones para ir al sexólogo, lo difícil es tomar la decisión de hacerlo; sin embargo, de cada 100 parejas que acuden a una orientación alrededor del 85% alcanza una solución satisfactoria. ¡Recuerda que la vida sexual en pareja depende de ambos!

Si estás pensando en acudir a un sexólogo en Valencia, o necesitas la ayuda de un sexólogo, recuerda que éste debe de ser Psicólogo o médico Especialista en Sexología. Contacta con nosotros.

[contact-form][contact-field label='Nombre' type='name' required='1'/][contact-field label='Correo electrónico' type='email' required='1'/][contact-field label='Comentario' type='textarea' required='1'/][/contact-form]

La Terapia Sexual

Disfunción Eréctil. El papel de la pareja

A menudo los problemas de erección en el hombre son considerados como un tema que le compete a él de forma exclusiva. Pero nada más lejos de la realidad.

Los problemas de impotencia sexual afecta también a la mujer porque compromete la sexualidad y a las relaciones de la pareja.

Por lo tanto, ante la impotencia sexual o disfunción eréctil, la mujer debe tomar una actitud activa. ¿Cómo?

  • Habla con él abiertamente, pero sin dramatizar. Intenta que te exprese sus sentimientos.
  • Hazle ver que el problema de su disfunción eréctil es de los dos y que juntos lo podéis solucionar. virilidad
  • Busca información suficiente sobre la impotencia o disfunción eréctil para hacerle ver que no es un “bicho raro” y que la disfunción eréctil es un trastorno bastante frecuente.
  • Aconséjele que visite al psicólogo sexólogo y, por supuesto, acompáñelo. Los tratamientos de disfunción eréctil necesitarán de su colaboración.
  • Sé paciente. El tratamiento de disfunción eréctil o impotencia sexual requiere de un tiempo, pronto pasará y las cosas volverán a ser como antes en vuestra relación de pareja. Anímate para que puedas animarle a él.
  • Recuerda que es posible que el padecimiento de la disfunción eréctil en numerosas ocasiones desencadenan un sentimiento de impotencia sexual que puede afectar en diferentes situaciones cotidianas, tanto en la pareja, como en la familia o el trabajo. No lo dejes y apoya a tu pareja en la búsqueda del profesional especialista en sexología, el Psicólogo - Sexólogo.

Además, algunos expertos recomiendan recordar a la mujer que si el médico de cabecera o bien el urólogo prescriben fármacos para la disfunción eréctil o impotencia, como Viagra, Cialis o Levitra, éstos no conseguirán por sí solos la erección de la pareja, puesto ninguno de ellos funciona sin estimulación sexual.

  • Realiza masajes y contactos suaves en los genitales de tu compañero, que le ayuden a conseguir una estimulación suficiente.
  • Prolonga e intensifica el juego previo apasionado.respuesta_sexual_hombre (1)
  • Alaba su comportamiento sexual si logra la penetración, aunque sea breve, con el objetivo de aumentar su autoestima y la confianza en sí mismo.

Recuerda que en Sexólogos Valencia somos Especialistas en Sexología y en el tratamiento de las diferentes disfunciones sexuales y Terapia de Pareja.

[contact-form][contact-field label='Nombre' type='name' required='1'/][contact-field label='Correo electrónico' type='email' required='1'/][contact-field label='Comentario' type='textarea' required='1'/][/contact-form]

Abrir chat