La carrera contrarreloj frente al nuevo coronavirus

La carrera contrarreloj frente al nuevo coronavirus

Coronavirus, Psicología, Ciencia y Salud Pública.

Investigadores de todo el mundo buscan vacunas y tratamientos que frenen la propagación del SARS-CoV-19.

La investigación para hallar una vacuna o tratamiento contra el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, se apoya en gran medida en el conocimiento que se tiene de otros virus de la misma familia, como SARS-CoV y MERS-Cov, que han sido responsables de epidemias anteriores.

En una carrera frenética, se están estudiando cuáles de las moléculas o mecanismos de infección del SARS-CoV-2 pueden constituir dianas terapéuticas de interés. Entre ellas destaca la proteína S, que le permite al virus acoplarse y fijarse a la superficie de las células que ataca.

Puesto que es probable que en el futuro surjan periódicamente nuevos coronavirus, debería invertirse en el desarrollo de vacunas que puedan reconocer todos los virus de esta familia e inmunizarnos frente a brotes venideros.

Coronavirus y sus comienzos en China.

El pasado mes de enero, el Centro Nacional de Microbiología confirmaba el primer caso en España de infección por SARS-CoV-2, popularmente conocido como coronavirus de Wuhan. Desde su primera detección en China a finales de diciembre de 2019, el virus se ha propagado a distintos lugares del mundo más allá del continente asiático, entre otros países, Australia, Estados Unidos, Canadá, Japón, Emiratos Árabes, Francia, Finlandia, Alemania, Italia y España. El ascenso acelerado del número de contagios ha llevado a la Organización Mundial de la Salud a declarar el brote como una emergencia sanitaria internacional y, desde el 11 de marzo, como una pandemia. Esta situación extraordinaria recuerda brotes previos, como el de la gripe H1N1, el ébola o el zika, para los que también se declaró alerta mundial.confinamiento por coronavirus

Sin embargo, la comunidad sanitaria pide a la ciudadanía que el estado de emergencia se interprete con moderación; pese al elevado número de contagios (al cierre de la presente edición, se han detectado más de 220.000 infectados en todo el mundo y más de 17.000 en España),los datos apuntan a una baja letalidad del virus (alrededor del 3 por ciento), que afecta en especial a personas vulnerables con el sistema inmunitario deprimido.

La medida de alerta pretende promover una coordinación sanitaria global que dé apoyo sobre todo a los países menos desarrollados y hace un llamamiento a los científicos para que busquen posibles tratamientos y vacunas. Numerosos centros de investigación de todo el mundo están trabajando en distintas estrategias terapéuticas. Se prevé que algunas podrán empezar a ensayarse en humanos en los próximos meses. En España, los grupos del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CReSA) del IRTA, en Barcelona, y el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC, en Madrid, se han sumado a la lucha contra el SARS-CoV-2.

Pero ¿cuál es el conocimiento que se tiene hoy del virus? ¿Qué estrategias se están abordando para hallar vacunas y tratamientos contra la infección? ¿En qué estado de desarrollo se encuentran?

El nuevo Coronavirus

El SARS-CoV-2 pertenece a una amplia familia de virus descritos por primera vez en los años sesenta del siglo pasado y que son responsables de varias afecciones respiratorias humanas, (el resfriado común, la bronquitis y la neumonía) y de algunos trastornos digestivos. Se trata de virus clásicos formados por una hebra de ARN envuelta por una estructura proteica que recuerda a la forma de la corona solar. Pueden infectar tanto a animales como a personas. De hecho, se sabe que el nuevo coronavirus es de origen animal y el brote inicial se sitúa en un mercado de mariscos de Wuhan. Aunque todavía no se ha identificado la especie animal de la que procede, sí se ha confirmado que puede transmitirse tanto de animal a persona (lo que se conoce como zoonosis) como de persona a persona, en este último caso, a través de las vías aéreas.

Existen antecedentes de otros dos coronavirus zoonóticos que, como el SARS-CoV-2, han causado infecciones graves e incluso mortalidad. Uno de ellos es el coronavirus del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV), detectado por primera vez en China el año 2002. Se propagó a más de treinta países y causó una enfermedad respiratoria aguda que en ocasiones derivó en una insuficiencia respiratoria grave. Se le asoció una letalidad de entre el 10 y el 11 por ciento. Aunque la enfermedad todavía no se considera erradicada, el brote cedió en 2004 y actualmente no hay registros de personas afectadas.

Diez años más tarde, apareció en Arabia Saudí el coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV). Esta infección también ocasiona dificultades respiratorias que pueden derivar en neumonía y, en los casos más graves, provocar la muerte. Asimismo, se le asocian síntomas gastrointestinales, como diarrea. Su letalidad es elevada, del 35 por ciento, aunque la cifra podría estar sobreestimada dado que un gran número de personas infectadas no presentan ningún síntoma.

Actualmente, todavía no se ha autorizado una vacuna para ninguno de esos dos coronavirus. Los investigadores continúan buscándolas, sobre todo para el MERS-CoV, dada su alta mortalidad. De momento, hay tres vacunas que se encuentran en las fases I y II de los ensayos clínicos, en los que se evalúan la seguridad de la vacuna y la respuesta del sistema inmunitario humano.

Muchos de los conocimientos adquiridos en los brotes de SARS-CoV y MERS-CoV suponen un punto de partida importante para el diagnóstico y el desarrollo de terapias y vacunas contra el nuevo coronavirus. De hecho, este guarda una similitud genética del 80 por ciento con el SARS-CoV. Uno de los descubrimientos más relevantes sobre los coronavirus es que todos comparten una proteína conocida como espícula, o «S». Esta parece ser crucial en la infección, ya que le permite al virus acoplarse y fijarse a la superficie de las células que ataca, lo cual facilita su entrada en ellas. Según se ha observado, la proteína S se sitúa en la superficie de la envoltura del virus y parece ser clave a la hora de desencadenar la respuesta de nuestro sistema inmunitario. Este hecho la erige como una de las posibles dianas terapéuticas más importantes.

Tratamiento del Coronavirus.

No cabe duda de que el desarrollo de una vacuna que evitara la infección y la propagación del virus es la manera más eficiente de detener el brote. Sin embargo, y dado que su desarrollo es lento y complejo, los científicos también investigan posibles terapias para las personas infectadas. «La Unión Europea está más interesada ahora en el tratamiento de la infección», ha afirmado Vergara. «De hecho, nosotros vamos a desarrollar también anticuerpos como medida terapéutica para bloquear la acción del virus en los pacientes.»

Actualmente, no existe ningún tratamiento para el SARS-CoV-2 más allá del cuidado sanitario para paliar los síntomas o el soporte vital en los casos más graves. No obstante, se están estudiando varios fármacos antivíricos autorizados para otras enfermedades, como la cloroquina (contra el paludismo) o el lopinavir (contra el VIH). El NIAID está explorando el empleo de remdesivir, desarrollado inicialmente para tratar pacientes de ébola y que ha resultado beneficioso en animales de laboratorio infectados con el SARS-CoV-2. Según The New England Journal of Medicine, el primer paciente infectado de Estados Unidos ha mejorado su estado de salud gracias a la administración intravenosa de remdesivir. Motivados por este estudio, en China han comenzado varios ensayos para evaluar la eficacia de esos antivíricos en pacientes; los resultados podrían publicarse a finales de este mes de abril.

dias de confinamiento aislamiento

Por su parte, el trabajo publicado por Segalés sugiere que un conocido fármaco, el ibuprofeno, podría ejercer actividad antivírica en los infectados, como ya se observó en los pacientes de ébola. Según los estudios de predicción bioinformática llevados a cabo por los investigadores, este fármaco se uniría a la actina, una proteína que forma parte del «esqueleto» celular y del que se sirve el SARS-CoV-2 para introducirse en la célula. A falta de corroborar estas afirmaciones con otros estudios preclínicos, los autores sugieren que la administración del ibuprofeno podría evitar de manera indirecta que la actina fuera utilizada por el virus.

Teniendo en cuenta que este tipo de epidemias surgen periódicamente, cabe plantearse cómo deberían de abordarse en el futuro. Se trata del tercer brote de esta familia de virus que ha sucedido en los últimos veinte años. «Es difícil prever exactamente el momento y el lugar en el que aparecerá un nuevo brote. Pero sí es muy probable que surjan más coronavirus en el futuro, más o menos en intervalos de diez años, como ha ido sucediendo con el SARS-CoV, el MERS-CoV y el SARS-CoV-2», ha apuntado Vergara.

Dada la elevada similitud genética de estos virus, los investigadores creen que debería invertirse en el desarrollo de vacunas que puedan reconocer distintos coronavirus e incluso inmunizarnos frente a futuros brotes de virus de la misma familia. Esta medida, junto con la mejora de los protocolos de supervisión de humanos y animales, podría evitar situaciones de gravedad como la que estamos viviendo actualmente.

El Eje cerebro-intestinal

El Eje cerebro-intestinal

¿QUÉ ES EL EJE CEREBRO-INTESTINAL?

El intestino contiene alrededor de 100 millones de neuronas, el mayor conjunto de neuronas fuera del cerebro, que tienen similitudes estructurales y funcionales con el cerebro.

Este sistema nervioso propio del intestino está conectado con el cerebro de forma bidireccional. Por un lado el intestino recibe información del cerebro, y, por otro lado, el intestino envía mensajes al cerebro. Esta comunicación del intestino con el cerebro se produce tanto por vía nerviosa como por vía sanguínea y es a la que se le denomina eje cerebro-intestinal.

eje-cerebro-intestinal-web

Ejemplos típicos de este circuito bidireccional sería p.e. el aumento del peristaltismo intestinal (retortijones y diarrea) cuando nuestro cerebro percibe un peligro, o en el sentido contrario, la sensación de saciedad que percibe nuestro cerebro cuando hemos ingerido una cantidad determinada de alimento.

El intestino, además de poseer un sistema nervioso propio, también alberga un ecosistema propio, la flora intestinal. La flora o microbiota intestinal son un conjunto de virus, bacterias y hongos alojados en el intestino y que intervienen en el normal funcionamiento del mismo. Se han identificado miles de especies diferentes. Tienen diversas funciones, como proteger de microbios perjudiciales, participar en la absorción e incorporación de los nutrientes, sintetizar vitaminas y eliminar sustancias tóxicas o cancerígenas. También la flora interviene en la comunicación entre el intestino y cerebro.

¿QUÉ EFECTOS TIENEN LOS ALIMENTOS Y LA FLORA INTESTINAL EN EL CEREBRO?

Las sustancias químicas que intervienen en la transmisión de la información entre las neuronas de nuestro cerebro, los denominados neurotransmisores, son los responsables de las diferentes funciones mentales: memoria, atención, estado de ánimo, etc. Muchas de ellas proceden de forma muy directa de los nutrientes que obtenemos de los alimentos. Estos nutrientes sufren una serie de transformaciones por parte de las células intestinales y la flora intestinal. De aquí se obtienen una serie de sustancias, lo que podemos denominar neurometabolitos, que alcanzan nuestro cerebro por vía nerviosa o sanguínea. Así p.e. la serotonina, un neurotransmisor que influye en nuestro estado de ánimo, procede de una proteína que obtenemos de los alimentos, el triptófano. Dos de las especies bacterianas que abundan en nuestro intestino, los lactobacilos y bifidobacterium, son capaces de transformar el glutamato, un aminoácido que forma parte de las proteínas que ingerimos con la comida, en ácido gamaaminobutírico (GABA) que es el principal neurotransmisor inhibidor del cerebro. Este neurotransmisor influye en el estado emocional y en la capacidad cognitiva del individuo. Otras bacterias producen noradrenalina y acetilcolina, otros dos neurotransmisores principales del cerebro.

FLORA-INTESTINAL-Cc

Cuando la flora intestinal se altera, también se altera la producción de estos neurometabolitos, lo que repercutirá en nuestra función mental. Hay numerosos estudios en ratas que confirman estas hipótesis. En experimentos de laboratorio se ha logrado provocar cambios en el comportamiento de las ratas administrándoles ciertos microorganismos.

¿QUÉ FACTORES ALTERAN NUESTRA FLORA INTESTINAL?

La flora intestinal viene determinada desde el período neonatal (al pasar el feto por el canal del parto adquiere sus primeros microorganismos intestinales), pero se va modificando con la edad. Además de los cambios propios de la edad, también existen otros factores que pueden modificar la flora intestinal, como la nutrición, los hábitos de vida, los antibióticos y el stress. Cuando se altera el correcto equilibrio de la flora intestinal, se favorece la colonización del intestino por microorganismos patógenos, que pueden provocar enfermedades tanto locales, en el propio intestino, como generales. Existen bacterias intestinales que pueden producir sustancias que pueden dañar el sistema nervioso, las denominadas neurotoxinas.

mind-altering-bugs-DEF-web

¿QUÉ PAPEL JUEGA LA FLORA INTESTINAL EN LAS ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS?

Probablemente, la flora intestinal juegue un papel muy importante, mucho mayor del conocido hasta el momento, en las enfermedades neurodegenerativas. Pero, para entender su importancia hay que saber que existen diversos estudios y observaciones que apuntan a una posible participación de agentes infecciosos en las enfermedades neurodegenerativas.

Spiller-figure-DEF-web

El Eje cerebro-intestinal

Qué Causa la Acidez Estomacal

El reflujo ácido es un problema de salud extremadamente común, que afecta al 50 por ciento de la población en Estados Unidos. Otros términos usados para esta condición son la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD por sus siglas en inglés) o la enfermedad de úlcera péptica.

La característica del síntoma del reflujo ácido es el “ardor de estómago”, una sensación de ardor detrás del esternón que a veces viaja a la garganta. En algunos casos, el dolor puede ser lo suficientemente severo como para ser confundido como un ataque al corazón.

acidezestomacal

Convencionalmente, se considera que el reflujo ácido es causado por cantidades excesivas de ácido en el estómago, por eso es que normalmente se recomiendan o recetan medicamentos que bloquean el ácido Este es un concepto medico seriamente erróneo que afecta gravemente a cientos de millones de personas, ya que el problema normalmente ocurre por tener muy poco ácido en el estómago.

¿Qué Causa la Acidez Estomacal?

Después de que la comida pasa por el esófago hacia el estómago, la válvula muscular llamada esfínter esofágico inferior (LES por sus siglas en inglés) se cierra, previniendo que la comida o el ácido regrese hacia arriba.218

El reflujo ácido ocurre cuando el esfínter esofágico inferior (LES) se relaja inapropiadamente, permitiendo que el ácido del estómago fluya (reflujo) hacia atrás y adentro del esófago. Sin embargo, es importante entender que el reflujo ácido no es una enfermedad causada por la producción excesiva de ácido en el estómago, sino un síntoma comúnmente relacionado con:

  • Hernia hiatal
  • Infección por Helicobacter pylori (H. pylori) (se cree que la bacteria H. pylori afecta a más de la mitad de la población del mundo, y ha sido identificada como un carcinógeno del Grupo 1 por la Organización Mundial de la Salud.

Aunque, estas dos condiciones no están relacionadas, muchas personas que tienen la hernia hiatal también tienen la infección H. Pylori, lo cual causa una leve inflamación crónica en el revestimiento del estómago que puede resultar en una úlcera entre otros síntomas relacionados. Si una persona tiene la hernia hiatal, es posible que la terapia física en esa área se útil y muchos quiroprácticos están capacitados en ese ajuste.

¿Está Sufriendo Efectos Secundarios por los Medicamentos?

Además de estas condiciones subyacentes, por favor entienda que ciertos medicamentos recetados o de venta libre pueden también causar acidez estomacal. Comúnmente los causantes son los medicamentos para la ansiedad, antidepresivos, antibióticos, medicamentos para la presión arterial, nitroglicerina, medicamentos para la osteoporosis y analgésicos.
Si la acidez estomacal es causada por medicamentos que está ingiriendo, debe por supuesto, abordar el momento en que lo toma y como lo toma. Es importante no cometer el error de simplemente tomar otro medicamento para contrarrestar los efectos secundarios. El sitio WebMed ofrece una serie de consejos útiles para tratar el ardor estomacal causado por medicamentos, los cuales son:

• Evite tomar más de la dosis recomendada o recetada
• Es mejor tomar ciertos medicamentos con el estómago vacío, mientras que otros son menos probables a causar acidez estomacal si se toman después de comer. Consulte la etiqueta de instrucciones o pregunte a su doctor o farmacéutico para que lo asesore sobre cuando y como debe tomar su medicamento
• Pídale a su doctor o farmacéutico revisar TODOS los medicamentos y suplementos que esté tomando, para saber si uno o más causan acidez estomacal
• Cambiar la dosis o cambiar a otra medicación puede ser aconsejable para calmar la acidez estomacal. Algunos medicamentos pueden estar disponibles en crema en lugar de pastillas, lo cual disminuye el riesgo de causar acidez estomacal
• Evite acostarse inmediatamente después de tomar sus medicamentos
• Tome té de jengibre

Por Qué los Medicamentos para la Acidez Estomacal Pueden Causar Más Mal que Bien

Uno de los medicamentos comúnmente recetados para la acidez estomacal y el reflujo ácido son los inhibidores de la bomba de protones, (PPIs por sus siglas en inglés), los cuales son muy efectivos para bloquear la producción de ácido en su estómago.

Aunque estos pudieran ser el remedio apropiado, considerando el hecho que el ácido estomacal está subiendo hacia el esófago, en la mayoría de los casos son el peor método, ya que la mayor parte del problema está típicamente relacionado a que el estómago está produciendo muy poco ácido estomacal.

Existen más de 16,000 artículos de literatura médica que muestran que la supresión del ácido estomacal no trata el problema, solo trata los síntomas temporalmente.

El Eje cerebro-intestinal

Autoestima.Técnica para mejorar tu autoestima

Manera de mejorar la autoestima

Subir el autoestima siempre es posible si te lo propones y emprendes una lucha fundamental contra tu propio pesimismo. No es sencillo, claro está. Pero debes tener la convicción de que puedes salir de ese pozo en el que te encuentras sumergido. Aquí te facilitaremos algunas maneras de lograrlo.auto-estima111

No es bueno andar con pesimismo, pensar que no puedes hacer nada de lo que te propones y sentir que tu vida está perdiendo el rumbo. No es bueno ni recomendable, pero tampoco es fácil salir de esa posición. Obvio, siempre y cuando no te lo propongas. Tu eres el dueño de tu propia vida y de ti depende todo, en última instancia.

Fundamental es comenzar a cambiar tus pensamientos. Analiza como sientes habitualmente. De seguro que te encuentras más cercano al no querer hablar, al sentimiento de no poder hacer nada, no esperar mucho de la vida y creer que no eres lo suficientemente bueno para lograr lo que te propones. Ese es el principal error. Partir de este tipo de puntos de vista es lo peor que puedes hacer.

Debes comenzar a proponerte un cambio inmediato. Comenzar a creer que tienes cosas importantes para decirle a los demás y convencerte de ello, porque en realidad así es. Todos tenemos algo que aportarle a este mundo, por más pequeño que sea.

Proponte tener éxito, lograr lo que pretendes. Todo depende de ti en última instancia, recuerda siempre eso. descargaEres el amo de tu destino, no te resignes a que "todo está escrito" porque sabes bien que no es así. Pero para eso deberás, primero y principal, saber que eres bueno para todo lo que quieras intentar. Que tus sueños se hagan realidad depende de tu propia lucha.¿O crees que todos logran sus cosas porque les llueven de arriba? La mentalidad en positivo será el punto de partida para que tu vida mejore sustancialmente.

Lupus: Aspectos psicológicos

¿Tiene el Lupus como otras enfermedades auto inmunes un disparador psicológico?

La respuesta es si, el estrés, los disgustos., las emociones fuertes, los problemas cotidianos, pueden influir de tal manera que llegan a disparar un rebrote en este tipo de enfermedades ya que cualquier enfermedad nos hace replantear nuestro estilo de vida más aún una crónica en la cual el diagnóstico nos produce sentimientos de desamparo, bronca, temor desolación, sentimientos de impotencia de resolver esta situación en algunos casos hay una absoluta imposibilidad de aceptar y admitir que se ha perdido la tan preciada salud. Si la enfermedad es crónica nuestra fantasía de AUTOSUFICIENCIA, INDEPENDENCIA e INDESTRUCTIBILIDAD se desmoronan con lo cual no podemos aceptar que somos falibles.

¿Se puede hablar de un perfil de personalidad específico?

No diría que hay un perfil específico de personalidad ya que esta enfermedad como se sabe ataca de forma distinta a cada paciente y se comporta de maneras diferentes con cada uno además es bueno aclarar que por lo general afecta más a las mujeres que a los hombres.

Si es sabido que una de las consecuencias más predominantes psicológicamente hablando de este tipo de enfermedades es la Depresión. Un 40% de pacientes con Lupus la padecen. El 35% de pacientes que llegan a la sección de psiconeuroinmunodermatología del Hospital presentan como trastornos de base duelos inhibidos y las manifestaciones traen aparejados síntomas somáticos, de identificación (confusión de roles, etc.) cierta hostilidad, embotamientos afectivos, auto reproches y conductas autodestructivas, hiperreacción de aislamiento social o conductas de cuidados excesivos a los otros., y por lo general manifiestan sentir fatiga y alteraciones del sueño. El prolongado vínculo entre la Depresión y el Lupus a lo largo del brote y curso de la enfermedad, se complementan con problemas del sueño, el cansancio, la falta de motivaciones, baja autoestima, y esto produce un circulo vicioso constante. Por lo tanto no es común denominador la personalidad como la reacción psicológica que la enfermedad desencadena.

Antes y después, aunque las características psicológicas previas y la respuesta al diagnóstico tendría denominadores comunes.....

Ante un diagnóstico de enfermedad crónica hay reacciones emocionales muy movilizadoras que se producirán a lo largo del tratamiento. Comienza el llamado Stress de Adaptación.

CAUSAS

  • Ausencia de curación por el momento.
  • Evolución impredecible de la enfermedad.
  • Curso ondulante de la misma.
  • Al ser una enfermedad que por lo general compromete varios órganos y/o sistemas de nuestro organismo requiere un tratamiento efectuado por varios especialistas y un peregrinar constante por los mismos una gran dependencia medico-paciente.

CONSECUENCIAS.

  • Incertidumbre hacia le futuro, no se sabe que esperar, cuando aparecerá otra crisis, surgen dudas con la medicación, miedos a la incapacidad permanente, a los cambios que hay que incluir en la vida.
  • Al no haber proyectos de vida concretos nos desvalorizamos.
  • Baja nuestra autoestima.
  • Miedo a perder los afectos de quienes nos rodean, porque nuestra apariencia se ve alterada por las drogas, las crisis son impredecibles, nuestra energía disminuye, perdemos posibilidades de trabajo, nuestra fuerza no es la misma.
  • Tendencia al aislamiento.
  • Confusión.
  • Alteración del entorno familiar.
Que información es recomendable compartir con familiares, amigos y el resto del mundo?

Toda la posible es muy importante que tanto el paciente como su familia estén informados sobre todas la variables de la enfermedad, su pronóstico, diagnóstico, los efectos de la medicación , saber reconocer los rebrotes, comenten con sus allegados cuando se sienten mal PIDAN AYUDA la contención de nuestros afectos son un gran paliativo a nuestras dolencias.

Es muy recomendable también que nuestros familiares más cercanos, esposo, hijos, padres nos acompañen en las consultas al medico y demás especialistas, juntamente con el psicólogo, esto los va a ayudar a ellos a comprendernos y contenernos mejor, a su vez a eliminar sus dudas y sus miedos, no olvidemos que esto compromete a toda una familia ya que cambia radicalmente nuestro ritmo de vida.

Información sobre el Lupus

¿Que es el Lupus?

El lupus es una enfermedad que puede afectar muchas partes del cuerpo. Esta puede afectar las articulaciones, los riñones, la piel, el corazón o el cerebro. En la mayoría de las personas, solamente algunas de estas partes del cuerpo, se ven afectadas.

En quienes padecen Lupus, algo malo se sucede al sistema inmune del cuerpo. Nosotros vemos al sistema inmune, como un ejercito dentro del cuerpo con cientos de defensores ( conocidos cono anticuerpos). Ellos defienden al cuerpo, contra los ataques externos, de gérmenes o virus, se los llama agentes patógenos.

En cambio en el Lupus el sistema inmune se vuelve demasiado activo y pierde el control. Los anticuerpos no distinguen los tejidos y atacan tanto a los saludables como a los afectados, esto provoca inflamación, dolor e hinchazón en las partes afectadas.

¿Que causa el Lupus?

No se sabe a ciencia cierta que lo causa y afecta el sistema inmune.

En algunas personas el lupus se activa después de estar expuesto a la luz del sol, a infecciones, a ciertos medicamentos u otros elementos, también reacciona ante cambios hormonales y a presiones de tipo psicológico, hay muchos disparadores de los períodos de actividad de esta enfermedad.

¿Cuales son los síntomas del Lupus?

Los síntomas son diferentes de una persona a otra. Algunas presentan una sintomatología leve y otros en cambio se ven más.

Esta es una enfermedad difícil de diagnosticar. Muy a menudo es confundida con otras patologías. Por esa razón el lupus ha sido llamado frecuentemente “el gran imitador”.

Los síntomas mas comunes y que más dan indicios de la enfermedad son.

  • Erupción roja o cambio en el color de la cara, con forma de mariposa, a lo largo de las mejillas y del puente de la nariz.
  • Articulaciones muy dolorosas e inflamadas.
  • Fiebre inexplicable por encima de los 38 grados.
  • Dolor en el pecho al respirar.
  • Pérdida extraña del cabellos.
  • Dedos de las manos y los pies, pálidos o morados debido al frío o la tensión.
  • Sensibilidad al sol.
  • Baja suma de glóbulos rojos o blancos.
  • Sensación de fatiga y cansancio permanentes.

Otros síntomas pueden incluir, llagas en la boca y en las mucosas, depresión, abortos repetidos, problemas en los riñones frecuentes, problemas óseos, en realidad es una enfermedad dolorosa, tanto en los huesos como en los músculos, (lo que se llama mialgia).

Estos síntomas son de mayor importancia cuando se dan todos juntos. Muchas personas con lupus lucen saludables, en realidad no es una enfermedad que se “vea” por fuera, sino más bien es silenciosa.

¿Cuantas Clases de Lupus Hay?

Lupus Eritematoso Sistémico. (LES)

Es la forma mas compleja y seria de la enfermedad. Sistémico significa que puede afectar cualquier parte del cuerpo. e afectar cualquier parte del cuerpo. Esta clase puede ser leve o seria. Si no es tratado puede causar daño a los órganos internos.

Lupus Discoide:

Es el lupus que afecta la piel, con manchas rojizas , que luego cambian a tonalidades moradas, a veces dejan cicatrices, y se expande por el cuerpo.

Lupus Medicamentoso.

Es el inducido por algunos medicamentos, las personas afectadas por este tipo de lupus, generalmente tienen los síntomas más débiles y no son tan serios.

Lo importante es saber que el lupus, hoy en día tiene tratamientos y es importante siempre tener un buen médico tratante y un buen psicólogo, que ayuden al paciente y a su grupo familiar en el transcurso de la enfermedad, ya que esta presenta períodos de actividad y períodos de desactividad y períodos de descanso ( meseta), hay que informarse y conocer bien la patología, para poder ayudarse, el Lupus es tratable y se puede tener una buena calidad de vida, con la enfermedad. En las embarazadas con Lupus, se considera que son embarazos de alto riesgo, deben ser llevadas por un profesional especializado.

Abrir chat