Tratamiento Online de las adicciones

Tratamiento Online de las adicciones

Escrito por s.perez

noviembre 8, 2020

Tratamiento Online de las adicciones

Tener una adicción es tener un hábito que acaba dominando tu propia voluntad.

Se trata de una dependencia, lo cual hace sentir, a la persona adicta, que si no tiene aquello a lo que está enganchada, siente que no puede seguir adelante.

En Clínica Pérez Vieco tratamos las adicciones por vídeo conferencia, sin que esto suponga ningún tipo de limitación.

Sacando todo al partido a las tecnologías llevamos a cabo la terapia, consiguiendo resultados tan buenos como de forma presencial con las ventajas que conlleva la terapia Online.

El origen de las adicciones.

Como surge una adicción, es algo que se explica perfectamente, desde las teorías más clásicas del conductismo. Es decir aquellas teorías que explican la conducta humana desde un constante aprendizaje, por medio del refuerzo y el castigo.

Al final, la persona adicta, es quien busca patológicamente una recompensa o un alivio a través de una sustancia u otras conductas.

Decimos que es una persona enferma, porque estos comportamientos adictos, limitan su vida.

Porque la explicación a las adicciones se rige desde corrientes conductistas, en Clínica Pérez Vieco, somos especialistas en su tratamiento, al trabajar desde la corriente Cognitivo- Conductual.  

Científicamente está demostrado concretamente, que es el refuerzo inconstante, o lo que es lo mismo, la recompensa intermitente lo que hace a nuestro Sistema Nervioso más proclive a la adicción.

Basándonos en esta explicación, llegamos a entender por qué nos enganchamos a la máquina de tragaperras y no, a la máquina de refrescos.

Tipos de adicciones.

Una persona puede ser adicta a una sustancia o a una comportamiento.

Al final, siempre es ser adicto a un conducta que produce unas consecuencias, ya que la persona que es adicta a una sustancia concreta, a lo que es adicta es a la conducta del consumo de esa sustancia. Hay sustancias psicoactivas que son más proclives a generar una adicción, porque además generan lo que entendemos por una dependencia física.

Cuando nos referimos a adicciones a comportamientos, los más comunes son:

  • La adicción al sexo.
  • La adicción al juego.
  • La adicción a la pornografía.
  • La adicción al deporte.
  • La adicción a las nuevas tecnologías.
  • La adicción a la comida.
  • La adicción al teléfono…etc.

Otro tipo de dependencia, adicción o enganche necesario a tratar en psicoterapia y que trabajamos con bastante frecuencia, de forma online en Clínica Pérez Vieco, es el enganche a una relación.

Generalmente, es la dependencia a una relación de pareja, y la persona que sufre este problema, no acude a consulta sabiendo que sufre este problema.

Probablemente, su motivo de consulta sea la superación de su ruptura en la relación.

 La manera de tratarlo, sin embargo, es de la misma manera en que se trabajan las  adicciones.

Cómo trabajamos las adicciones en la consulta online.

El proceso que llevamos a cabo en Clínica Pérez Vieco, para el tratamiento de las adicciones, cuenta con los siguientes pasos:

Primera valoración.

Como habrás podido imaginar ya desde el apartado sobre los tipos de adicción, habrá adicciones que no se recomiendan ser tratadas desde la consulta por internet.

Estas son quizás, adicciones a las nuevas tecnologías o a internet.

Aunque por otro lado, la persona adicta a la nuevas tecnologías, puede sentir mayor facilidad a la hora de pedir ayuda, accediendo a la terapia online.

Por esta contradicción, siempre ofreceremos una o varias sesiones de valoración, donde honestamente, decidiremos si somos capaces de asumir el caso.

También existen adicciones a determinado tipo de sustancias, que por la propia dependencia física, requieren de un tratamiento multidisciplinar y por eso lo más recomendable es acudir a clínicas especializadas que cuentan con todo tipo de profesionales necesarios.

Abstinencia.

El siguiente paso, tras hacer nuestra valoración, es promover la abstinencia.

Esto consiste en renunciar a tal consumo.

Para ello, será necesario controlar determinados agentes externos, elementos del exterior, que por su mera presencia pueden activar de forma asociada, la conducta adicta.

Por ejemplo, la persona adicta al alcohol, en este primera etapa, deberá evitar los lugares donde era más fácil desarrollar esa conducta de consumo o incluso evitar las personas, con quienes lo hiciera (bares, círculos de amigos…etc).

En esta fase la de la abstinencia, habrá un elemento clave a trabajar, que además, es un elemento esencial de nuestra Inteligencia Emocional. Este es el autocontrol.

Por esta razón, porque la conducta adicta, sobre todo en los momentos de la abstinencia puede aparecer en momentos inesperados, es necesario poner en práctica esta herramienta del Autocontrol.

El paciente adicto, al encontrarse en algunos de estos momentos, como ya mencionaba, sobre todo en los comienzos, puede dudar de cómo poner en práctica su autocontrol.

La psicología online al ser más accesible, cuenta con esa ventaja para la persona que quiere superar su adicción.    

Tratamiento del Síndrome de Abstinencia.

En Psicoterapia, desde el momento en el que promovemos la abstinencia, nos vamos a encontrar este síndrome.

Me refiero al conjunto de reacciones y síntomas que surgen como consecuencia de la abstinencia al consumo de algo a lo que se es adicto.

Este síndrome será totalmente, temporal. 

Se debe a un intervalo de tiempo concreto, que acaba terminando y cuya duración depende de aquello a lo que se sea adicto.

En el síndrome de abstinencia, la ansiedad es uno de los síntomas protagonistas.

Nuestro trabajo en consulta online, será enseñar al paciente a controlar esa ansiedad.

Reajustes a la vida.

Una vez habiendo transcurrido el síndrome de abstinencia, el paciente ha de seguir poniendo en práctica, aunque ya no con tanta intensidad, su autocontrol.

Además durante todo el tiempo que se lleve de tratamiento, se habrán adquirido nuevos hábitos que han  de ajustarse a la vida del paciente.

Se trata de conseguir una nueva normalidad. Esto consiste en aprender a vivir sin la conducta adicta.

En Clínica Pérez Vieco, podremos acompañarte y guiarte durante todo este proceso de superación de tu adicción, valorando previamente el sentirnos capacitados para el tratamiento del problema.

Además, nosotros aplicamos la tecnología para las sesiones por video-llamada, lo que nos permite esa facilidad para llegar a la persona que quiere superar su adicción.        

En nuestros tratamientos, destacará la flexibilidad en su manejo, siempre en respuesta a todas tus demandas.

Nuestra capacidad de adaptación a los pacientes como tú, es lo que nos está permitiendo ser los números uno en tratamientos de este tipo.

Si tú, que estás pasando por un momento de ansiedad, quieres aprender a manejarla, no dejes de recurrir a nuestro servicio de Terapia online, que derriba todo tipo de barreras, para que tú, nos dejes ayudarte. De este modo estarás un paso más cerca de tus objetivos.

Terapia online avanzada y adaptada a tus necesidades.

Los pacientes que residen en el extranjero pueden encontrarse bajo circunstancias que en muchas ocasiones agravan sus síntomas o su malestar: disponen de menos arraigo y vida familiar o social, pueden sentirse más solos, tienen que adaptarse a horarios, costumbres y culturas muy diferentes, etc., lo cual puede ser factor de riesgo para problemas psicológicos. De hecho, algunos pacientes presentan un trastorno adaptativo al tener que residir en el extranjero.

Por lo tanto, si eres español en el extranjero, y necesitas asesoramiento psicológico, no dudes en contactarnos.

Psicoterapia psicologos valencia clinica perez vieco
Terpia sexual presencial por sexologos psicologos valencia y online
Terapia de pareja por psicologos sexologos en valencia y online clinica perez vieco
sexologos valencia psicologos clinica perez vieco psicologos sexologos en valencia
«

Expertos en Psicología Online. La Terapia Online más accesible.

La gran profesionalidad de nuestros expertos en psicología online nos permite ofrecerte las mismas garantías de seguridad y confidencialidad que en las sesiones presenciales.

Todos nuestros psicólogos están capacitados para derribar la distancia que supone una pantalla y te ayudan a que sientas la confianza necesaria para superar todos tus obstáculos.

Clínica Pérez Vieco de Psicología y Sexología. Terapia presencial y Online

Artículos relacionados…

Solicitud y reserva de cita

12 + 3 =

Adicción a la pornografía.

Que es la adicción a la pornografía y como superarlo.

El termino pornografía se refiere a cualquier material literario, artístico, o cinematográfico que exhibe de manera explícita genitales y acciones sexuales, y que tiene como objetivo principal excitar al espectador de manera sexual.

Actualmente, la pornografía ha adquirido gran popularidad debido a la introducción de las nuevas tecnologías, y con ello el consumo de pornografía a nivel mundial. Por ejemplo, en 2016 un solo portal dedicado a este sector obtuvo 44.000 mil visitas por minuto, es decir, 64 millones de visitas al día o lo que es lo mismo 4.392.486.580 horas de pornografía ese año.

“Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos”. Confucio

¿Cómo funciona el placer?

Cuando realizamos una actividad como saborear un alimento que nos gusta, escuchar un elogio de un amigo o percibir algo que nos excita sexualmente, el cerebro produce una sustancia química llamada dopamina, que es lo que hace que sintamos placer. Con la liberación de este neurotransmisor, el cerebro recibe mensajes para que deseemos repetir el comportamiento y liberar así más dopamina. Situaciones como comer, relacionarse con otras personas o reproducirse, son conductas que aumentan nuestras posibilidades de supervivencia como especie. Esta es una forma de recompensa, que produce que nuestro cerebro nos incite a realizar estas actividades.

¿Cómo puede convertirse la pornografía en adicción?

Aunque en la mayoría de los casos la pornografía es un entretenimiento, otras veces puede convertirse en un hábito que genera dependencia.

El visionado de pornografía produce una descarga excesiva de dopamina y, por tanto, una sobreestimulación en el sistema de recompensa del cerebro. Este exceso de liberación de dopamina genera un mensaje para que repitamos la conducta y por tanto sigamos produciéndola. Se genera así la constante necesidad de sentir esta estimulación o lo que es lo mismo, una adicción. Este proceso es el mismo proceso que origina la adicción a las drogas o al alcohol. Está dentro de las denominadas “adicciones sin sustancia”.

Un consumo continuado de pornografía termina por alterar el funcionamiento del cerebro y su estructura generando más activación en algunas zonas, como en la amígdala, e incluso modificando el tamaño de algunas regiones cerebrales. Como en todas las adicciones, la sobreestimulación promueve un consumo más frecuente, y el acto sexual “natural” deja de ser tan placentero. Cuanta más pornografía se consume, más se reduce la actividad del centro de recompensa y más dopamina necesita generar el cerebro para sentir placer.

Hay muchos desencadenantes que nos pueden generar la adicción a la pornografía. Un ejemplo puede ser la ansiedad. Cuando pasamos por un momento malo, como una ruptura, la pérdida de trabajo o el duelo por la pérdida de algún familiar, los individuos están más motivados a llenar el vacío emocional que sienten y no tienen recursos para manejar la situación, por lo que recurren a calmarse de alguna forma mediante este sistema de recompensa que explicábamos anteriormente y por tanto a “consumir” pornografía.

En otras ocasiones las causas de consumo de pornografía son más complejas y se relacionan con el maltrato físico o psicológico, con el abandono de los cuidadores e incluso, con haber sufrido alguna forma de abuso o violencia sexual.

 

Algunas consecuencias de la adicción a la pornografía.

El consumo de pornografía afecta a todos los miembros de la sociedad, ya sean  niños, adolescentes o adultos y tiene algunos efectos psicológicos y sociales negativos.

El consumo de pornografía en adultos se relaciona con los problemas familiares: el descenso de las relaciones sexuales en la pareja, la insatisfacción sexual y la infidelidad. También la autoestima puede verse afectada por el consumo prolongado de pornografía, pues el no tener las mismas actitudes o cualidades sexuales que los actores puede ser una decepción para el espectador.

No podemos olvidar que los cuerpos de los actores y la duración del acto a veces tienen cualidades especiales o no son reales. Es importante recalcar que muchas conductas sexuales que se exhiben en la pornografía a menudo contienen violencia sexual, distorsionan el acto sexual (falto de erotismo) o incluso deshumanizan a los individuos. Además, la pornografía se focaliza en la zona genital y desatiende otras zonas erógenas lo que puede crearnos ideas distorsionadas sobre el placer en el acto sexual, recortando la vida sexual de sus componentes emocionales y afectivos.

Tratamiento de la adicción a la pornografía.

Cuando ver pornografía se convierte en algo que no podemos dejar de hacer, y posponemos otras actividades u obligaciones, convirtiéndola en la actividad principal de tiempo libre, es necesario pedir ayuda a un profesional. Este podrá ayudarle a entender la adicción y a ver cómo tratarla.

En la Clinica Pérez-Vieco de Sexología y Psicología recibimos a menudo personas que sufren porque son adictos a la pornografía.
Para tratar la pornografía es importante la ayuda profesional psicólogo o psicóloga especialista en sexología. En nuestra clínica tenemos Sexólogos y Sexólogas con amplia experiencia. En paralelo y con posterioridad, podrás comenzar a realizar una actividad física con regularidad, a cultivar un círculo de relaciones sociales y tener algunas estrategias de control para disminuir tus impulsos.

¿Cómo saber si eres adicto a la pornografía?

Es posible que si tienes adición a la pornografía presentes uno o varios de los síntomas que se describen a continuación:

  1. Prefiero ver pornografía a tener sexo con mi pareja.
  2. A veces, prefiero ver pornografía a quedar con mi pareja o amigos.
  3. Tengo dificultades para pasar un día entero sin ver pornografía.
  4. He ido cambiando mi ocio o actividades recreativas por el consumo de pornografía.
  5. El contenido pornográfico que busco cada vez tiene que ser más intenso.
  6. Veo pornografía incluso en los lugares que puede ser un problema como el trabajo, en un ordenador público y otros similares.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
Abrir chat